El acabado más fácil: aceite de linaza cocido

Los aceites son acabados usados desde la antigüedad para los objetos de madera. No ofrecen una protección fantástica contra la penetración del agua, pero son fáciles de aplicar y de mantener. En este video vemos rápidamente cómo se aplica aceite de linaza cocido inundando la superficie y luego retirando el exceso.

El aceite de linaza cocido es un acabado secativo que deja una pequeña capa sobre la superficie de la madera. Como todos los aceites, se vuelve pegotudo y cauchoso si se no se limpia el exceso. Su color levemente naranja cambia un poco el de la madera. Por esto, lo recomiendo para maderas rojizas como el cedro, algarrobo o granadillo. En maderas más amarillas, como la teca o guayacán, prefiero no usarlo.

Bob Flexner, en su libro sobre acabados (2010), aclara algo importante sobre el aceite de linaza cocido: es un mito que no se pueda usar en juguetes para niños u objetos para la cocina (p. 76). Según el autor, todos los acabados modernos -libres de plomo- son seguros para usar en implementos que estarán en contacto con comida o que un  niño se pueda meter a la boca, siempre y cuando se hayan secado completamente, lo cual toma aproximadamente treinta días.

Referencias
Flexner, B. (2010). Understanding Wood Finishing: How to Select and Apply the Right Finish. Fox Chapel Publishing Company, Incorporated. Pp. 71-86.