Comprar madera en Bogotá

Hoy recogí la madera para comenzar un nuevo proyecto, unas sillas altas, de bar, para nuestra cocina. Este primer paso, comprar la madera, siempre es confuso, emocionante y frustrante para mí. El mercado de madera para ebanistería en Bogotá, creo yo, está enfocado en los grandes compradores mayoristas y no tiene una gran visión de servicio al cliente. He comprado en varios depósitos a lo largo de los años, desde el norte de la ciudad hasta la salida al sur (Bosa), pasando por el barrio Boyacá Real, reconocido por sus carpinterías, almacenes de pisos de madera y depósitos, y en ninguno me he sentido bien asesorado.

LuberCuts.png
Imagen de Wikimedia Commons
31757586731_0439686fc3_z
Imagen de Aula Silvicultura, via Flickr

Nunca me han ofrecido, ni siquiera les ha parecido sensato de mi parte preguntar, distintos cortes. En todos cortan los bloques con sierra sinfín, en cortes simples, de lado a lado, lo que en inglés llaman “plain sawn”, un corte transversal, de lado a lado en todo el bloque. Con este corte, siempre quedan tablas con los anillos paralelos a las caras y otras con la médula del árbol (y también algunos radiales y  transversales). Es como si no conocieran los otros cortes. Sin embargo, no es difícil conseguir madera seca al 12% de humedad, otra característica clave para ebanistería.

A propósito de la madera seca, siempre me ha sorprendido que en la escuela donde he estudiado, que es excelente, no se use madera seca sino bloques que se cortan en tablas ahí mismo y se van secando a medida que avanza cada curso o el proyecto. Entiendo la importancia de aprender el proceso para despiezar un bloque, pero no entiendo por qué siempre lo hacen así. Una tabla de 2.5 cm de ancho (1 pulgada) tarda un año en secar al aire libre. Así que siempre se trabajan proyectos con madera húmeda en la escuela. Mi primer maestro nos habló de la madera seca al 10 o 12% de humedad y destacó la importancia de no trabajar con madera húmeda. Ese mismo día comenzamos a trabajar con tablas húmedas, tal vez con un 60-70%, recién cortadas. ¡Qué ironía!

Volviendo al tema con que comencé, hoy recogí las tablas para el próximo proyecto, las cargué en mi camioneta y las llevé al lugar donde está el taller de Cinco a ocho. En el garaje estarán esperando que pueda ir al estudio a comenzar el trabajo.

IMG_20180623_090947086_HDR.jpg

Al organizar la madera, tuve cuidado de dejar espacio entre las tablas para que circule el aire, lo cual ayuda al intercambio de humedad con el ambiente y a evitar que se llene de moho si hay mucha humedad en el ambiente. Recomiendan que la madera se deje aclimatar en el taller al menos una semana antes de cortarla para reducir el riesgo de que se tuerza más.

img_20180602_1342144252003724958.jpg
Listas las plantillas
IMG_20180623_100218223.jpg
Así quedó apilada la madera

Para este proyecto, seguiré el diseño de Scott Morrison. Ya tengo las plantillas listas y el siguiente paso es cortar tablas y empezar a cepillar. Los planos y videos del señor Morrison han sido excelentes recursos con lo que he aprendido un montón y he logrado hacer proyectos increíbles: tres mecedoras y una silla estilo Sam Maloof.

Mecedora estilo Maloof (en teca)
LowBackChair1-27

2 Comentarios

  1. Nando dice:

    Francisco, gracias por las preguntas.

    En Bogotá, los depósitos tienen madera en bloques de 3 metros de largo (a veces 2.50 m). La cobran usando una medida de volumen llamada “pieza” que equivale a 30.000 cm3 de madera. El costo depende, por supuesto, del tipo de madera y varía desde menos de 10.000 pesos por pieza, hasta más de 1.000.000 de pesos por pieza.

    Los bloques los cobran por pieza, usando la siguiente fórmula. ((alto x ancho x grueso) / 30.000) x valor por pieza. Por ejemplo: si la pieza de granadillo vale $80.000, el costo de un bloque de 10x15x300cm se calcularía así: 10x15x300/30.000 x $80.000 = $120.000.

    En la gran mayoría de los depósitos tienen servicio de sinfín. Cortan los bloques en tablas del grueso que uno les pida. Adicionalmente ofrecen servicio de secado en horno, altamente recomendado para la mayoría de los proyectos de ebanistería. Lo que se ve en las fotos que acompañan la entrada son tablas de 5cm de grueso de flor morado.

    En algunos depósitos ofrecen, además, servicio de cepillado y corte. En estos se pueden pedir tablas de dimensiones más exactas (alto, ancho y grueso).

  2. FRANCISCO dice:

    Hola, gracias por contarnos de este aspecto de la carpintería.

    Que pena unas preguntas que tengo:

    Cómo y en cuánto venden la madera ?

    La cobran por tabla o cómo ?

    Cuánto vale la madera (cuánto vale cada tabla) ?

    Que tipo de madera compraste ?

    Disculpa la preguntadera, es que soy principiante en este bello arte.

    Muchas gracias !!!

Los comentarios están cerrados.